Los 5 Mejores Ejercicios Para Femorales

  Escrito por 

Julien Raby

  Última actualización 

Podemos recibir comisiones de nuestros enlaces de afiliados sin coste adicional para usted. Consulte la página de divulgación.


Hacer crecer y tonificar los femorales no es una tarea sencilla, pero los beneficios superan con creces los desafíos. Este grupo de músculos, aunque a menudo descuidado, tiene un papel vital en nuestro rendimiento físico y estabilidad. En este artículo, exploraremos una selección de ejercicios efectivos para los femorales, abarcando desde los básicos hasta los más avanzados.

Curl femoral acostado, peso muerto rumano, buenos días… Te sonará familiar alguna de estas palabras si ya has estado en el mundo del fitness. Pero si eres nuevo, no te preocupes. Estamos aquí para desentrañar los secretos de estos ejercicios y mostrarte cómo pueden ayudarte a fortalecer y tonificar tus femorales.

Un hombre hace peso muerto, un ejercicio para femorales
  • Save

Además, conocerás el motivo detrás de la importancia de entrenar estos músculos y cómo evitar desequilibrios al trabajar en conjunto con otros grupos musculares. Así que, no pierdas más tiempo y ¡prepárate para maximizar tus entrenamientos de piernas!

Top 5 Ejercicios para Femorales

Estos son los 5 mejores ejercicios para los femorales:

Curl Femoral Acostado

El curl femoral acostado (curl nórdico) es un ejercicio ideal para aislar y trabajar los músculos isquiotibiales. Los isquiotibiales son un grupo de músculos en la parte posterior de los muslos que se contraen para permitir que la rodilla se flexione. Este movimiento es esencial en una variedad de actividades diarias y deportivas, desde caminar y correr hasta saltar y levantar.

Para realizar un curl femoral acostado, necesitarás una máquina específica en tu gimnasio. Aquí te explicamos cómo hacerlo:

  1. Acuéstate boca abajo en la máquina, con las piernas estiradas y la parte inferior de las piernas colocadas debajo del rodillo acolchado de la máquina.
  2. Asegúrate de que la almohadilla del rodillo esté justo encima de tus talones, y no en la mitad de tus pantorrillas.
  3. Agarra los soportes laterales con las manos para mantener el torso fijo en todo momento.
  4. Flexiona las rodillas y lleva los talones hacia tus glúteos, manteniendo los músculos abdominales contraídos y la cadera en contacto con el banco, hasta que tengas las rodillas dobladas (para maximizar el rango de recorrido).
  5. Realiza una breve pausa en la parte superior del movimiento, y luego baja lentamente el peso a la posición inicial. Eso es una repetición.
Un hombre hace curls femorales
  • Save
Créditos de Ilustración © Aliaksandr Makatserchyk

El curl femoral acostado no solo se concentra en los isquiotibiales, sino que también involucra los glúteos y los músculos de la pantorrilla hasta cierto punto, proporcionando un entrenamiento integral para la parte posterior de las piernas.

Este ejercicio puede ser un gran componente de tu rutina de entrenamiento de fuerza, especialmente si buscas mejorar la fuerza de tus piernas y la estabilidad de tus rodillas, o si te estás recuperando de una lesión en los isquiotibiales.

Errores comunes

  • No mantienes la cadera en el banco: Asegúrate de que tu cadera esté en contacto con el banco en todo momento para proteger la espalda baja y maximizar la activación de los isquiotibiales.
  • Realizas movimientos bruscos: La clave para este ejercicio es el control. No debes dejar que la máquina controle tu movimiento. En su lugar, realiza el curl de manera lenta y controlada para aumentar la activación muscular.
  • La almohadilla del rodillo está en el lugar incorrecto: Si colocas la almohadilla del rodillo en medio de tus pantorrillas en lugar de en tus talones, no trabajarás tus isquiotibiales al máximo y podrías sufrir lesiones.

Peso Muerto Rumano

El Peso Muerto Rumano es un excelente ejercicio para fortalecer los isquiotibiales, así como el resto de los músculos de la cadena posterior. También se centra en los glúteos, la espalda baja, y hasta cierto punto, en los músculos de la cadera y la parte superior de la espalda.

Para hacer el Peso Muerto Rumano, sigue estos pasos:

  1. Comienza de pie, con los pies separados a la anchura de los hombros y una barra en tus manos, con los brazos totalmente extendidos hacia abajo y las palmas hacia ti.
  2. Mantén una ligera flexión en las rodillas, echa los hombros hacia atrás y mantén el pecho hacia arriba.
  3. Empuja las caderas hacia atrás y baja la barra a lo largo de las piernas, manteniendo la barra cerca de tu cuerpo en todo momento. Tus caderas deberían moverse hacia atrás mientras te inclinas hacia adelante, con la espalda siempre recta.
  4. Una vez que sientas un estiramiento en los isquiotibiales, detén el movimiento y vuelve a la posición inicial, empujando las caderas hacia adelante y apretando los glúteos en la parte superior del movimiento.
Un hombre realiza un peso muerto rumano
  • Save
Créditos de Ilustración © Aliaksandr Makatserchyk

El Peso Muerto Rumano es especialmente beneficioso porque no solo desarrolla fuerza y tamaño muscular, sino que también mejora la flexibilidad y la movilidad, factores esenciales para prevenir lesiones. Sin embargo, también existen otras variantes de peso muerto que te pueden ayudar a tonificar tus isquiotibiales.

Errores comunes

  • Arquear la espalda: Mantén la espalda recta durante todo el ejercicio. Arquear la espalda puede provocar tensión y lesiones.
  • Distanciar la barra del cuerpo: La barra debe permanecer cerca de tu cuerpo durante todo el movimiento para garantizar una forma adecuada y una activación muscular efectiva.
  • No mantener la cabeza en una posición neutra: Asegúrate de mantener la cabeza alineada con la espalda. Mirar hacia arriba o hacia abajo puede poner presión en el cuello.
  • No mantener los hombros hacia atrás: Los hombros deben estar echados hacia atrás y abajo durante todo el movimiento para asegurar una postura adecuada y evitar tensiones innecesarias.

Buenos Días

Los Buenos Días son un ejercicio compuesto que se centra principalmente en los isquiotibiales y los glúteos, con un énfasis secundario en los músculos de la espalda baja (erectores espinales) y el tronco. Son excelentes para mejorar la fuerza, la flexibilidad y la postura.

A continuación, te presentamos cómo realizar los Buenos Días:

  1. Comienza con una barra apoyada sobre los hombros, como si fueras a realizar una sentadilla. Los pies deben estar separados a la anchura de los hombros.
  2. Mantén una ligera flexión en las rodillas, echa los hombros hacia atrás y mantén el pecho hacia arriba.
  3. Flexiona las caderas y empuja el trasero hacia atrás, bajando el torso hacia el suelo mientras mantienes la espalda recta.
  4. Baja hasta sentir un estiramiento en los isquiotibiales y luego vuelve a la posición inicial, empujando las caderas hacia adelante.
Un hombre hace buenos dias
  • Save
Créditos de Ilustración © Aliaksandr Makatserchyk

Los Buenos Días son útiles para cualquier rutina de entrenamiento, especialmente si tu objetivo es mejorar la fuerza y el tamaño de tus femorales. Además, debido a su efecto en la flexibilidad y la postura, pueden ser especialmente beneficiosos para las personas que pasan mucho tiempo sentadas.

Errores comunes

  • Arquear la espalda: Al igual que con el Peso Muerto Rumano, es crucial mantener la espalda recta para evitar lesiones y garantizar la activación adecuada de los músculos.
  • Flexionar demasiado las rodillas: Aunque debes realizar una ligera flexión de rodilla, este no es un ejercicio de sentadilla. Las caderas deben hacer la mayor parte del movimiento.
  • No mantener los hombros hacia atrás: Mantener los hombros hacia atrás y abajo garantizará una postura adecuada y evitará tensiones innecesarias.
  • Usar demasiado peso: Este ejercicio puede ser complicado al principio. Empieza con un peso ligero para familiarizarte con el movimiento y luego, a medida que te sientas más cómodo, puedes aumentar el peso.

Elevaciones de Cadera con Barra (Hip Thrust)

Las Elevaciones o extensiones de cadera con Barra, también conocidas como Hip Thrusts, son un ejercicio poderoso que apunta principalmente a los glúteos y los isquiotibiales. Además, fortalecen los músculos del tronco y ayudan a mejorar la estabilidad de la cadera y la rodilla.

Aquí te explicamos cómo hacer un Hip Thrust:

  1. Comienza sentado en el suelo con una barra en tu regazo y tu espalda apoyada en un banco o step. Tus rodillas deben estar flexionadas y los pies deben estar firmemente plantados en el suelo.
  2. Asegúrate de que la barra esté centrada sobre tus caderas. Puedes utilizar una almohadilla para barra o una toalla para mayor comodidad.
  3. Mantén los hombros y la cabeza alineados y mira hacia adelante.
  4. Levanta la barra hacia arriba empujando con tus talones, manteniendo el tronco contraído y los glúteos apretados. Tus caderas deben estar alineadas con tus rodillas y hombros en la parte superior del movimiento.
  5. Baja lentamente la barra hacia el suelo sin dejarla descansar completamente antes de la siguiente repetición.
Un hombre hace hip thrusts
  • Save
Créditos de Ilustración © Aliaksandr Makatserchyk

El Hip Thrust te ayudará a mejorar la potencia, la velocidad y la fuerza de tus glúteos e isquiotibiales, lo cual es beneficioso tanto para el rendimiento deportivo como para las actividades diarias.

Errores comunes

  • No mantener la alineación: Asegúrate de que tus rodillas estén alineadas con tus pies y no se desvíen hacia dentro o hacia fuera durante el movimiento.
  • No apretar los glúteos en la parte superior: El truco para maximizar este ejercicio es apretar los glúteos en la parte superior del movimiento.
  • Usar solo la parte baja de la espalda: Si sientes presión en la parte baja de la espalda, probablemente no estás utilizando tus glúteos e isquiotibiales tanto como deberías. Recuerda empujar con tus talones y apretar los glúteos en la parte superior del movimiento.

Curl Femoral en Swiss Ball

El Curl Femoral en Swiss Ball es un ejercicio altamente efectivo para los isquiotibiales que también involucra los glúteos y el tronco. Este ejercicio no sólo fortalece estos músculos, sino que también mejora el equilibrio y la estabilidad.

A continuación te presentamos cómo hacer un Curl Femoral en Swiss Ball:

  1. Comienza acostándote boca arriba en el suelo con los talones en la parte superior de un Swiss Ball. Las manos deben estar a los lados con las palmas hacia abajo.
  2. Levanta las caderas del suelo, formando una línea recta desde los hombros hasta los talones. Esta será tu posición inicial.
  3. Haz una flexión de rodilla y tira del Swiss Ball hacia ti, moviendo las caderas hacia el techo. Asegúrate de apretar los glúteos en la parte superior del movimiento.
  4. Lentamente extiende las piernas y vuelve a la posición inicial, manteniendo las caderas elevadas durante todo el ejercicio.

El Curl Femoral en Swiss Ball es una excelente opción para agregar variedad a tu rutina de entrenamiento de piernas, especialmente si te estás recuperando de una lesión o buscas un ejercicio de menor impacto para los isquiotibiales.

Errores comunes

  • Dejar caer las caderas: Asegúrate de mantener las caderas elevadas durante todo el movimiento para maximizar la activación de los isquiotibiales y los glúteos.
  • No mantener el Swiss Ball estable: Asegúrate de mantener el Swiss Ball estable durante todo el ejercicio. Si tienes problemas con esto al principio, puede ser útil practicar cerca de una pared para apoyarte.

¿Por qué entrenar los femorales?

Entender la importancia de fortalecer y mantener los femorales en buen estado es esencial para un rendimiento óptimo en el gimnasio y en la vida diaria.

Anatomía de los isquiotibiales

Los isquiotibiales son un grupo de músculos esenciales de la parte posterior del muslo que incluyen 3 músculos:

  • El músculo semimembranoso
  • El músculo semitendinoso
  • El bíceps femoral (cabeza corta et cabeza larga)

Juntos, estos músculos se encargan de la flexión de la rodilla y la extensión de cadera, movimientos fundamentales en actividades como caminar, correr, saltar y levantar.

¿Por qué es importante entrenar los isquiotibiales?

El entrenamiento de los isquiotibiales es esencial por varias razones.

  • Las funciones principales de estos músculos son garantizar la estabilidad de la rodilla y de la cadera, ayudando a prevenir lesiones.
  • Unos isquiotibiales fuertes pueden mejorar el rendimiento en prácticas deportivas que requieren correr, saltar o levantar.
  • Por último, entrenar los isquiotibiales contribuye a un físico equilibrado y estéticamente atractivo, ya que contrarresta el desarrollo del cuádriceps en la parte frontal del muslo.

¿Qué otros músculos debo trabajar para evitar desequilibrios musculares?

Para evitar desequilibrios musculares, es importante entrenar todos los grupos musculares del cuerpo de manera equilibrada. En particular, debes prestar atención al entrenamiento del cuádriceps, los glúteos y los músculos del tronco, que trabajan en conjunto con los isquiotibiales. Un desequilibrio en estas áreas puede llevar a una mala postura y a un mayor riesgo de lesiones.

Una mujer hace elevaciones de caderas con barra
  • Save

Ejemplos de rutinas de ejercicio de piernas

Un programa de entrenamiento de piernas efectivo debe incluir ejercicios que apunten a todos los músculos principales de las piernas, incluyendo los isquiotibiales, cuádriceps, glúteos y pantorrillas. Aquí te presentamos dos programas con ejercicios para piernas: uno para principiantes y otro para avanzados.

Programa de entrenamiento para principiantes

Si estás comenzando a entrenar, es esencial comenzar con un programa de entrenamiento equilibrado y de bajo impacto para evitar lesiones y construir fuerza de manera segura. Aquí te presentamos un ejemplo de programa de entrenamiento para principiantes:

  • Sentadillas con peso corporal: 3 series de 12 repeticiones
  • Sentadilla estática contra la pared: 3 series de 30 segundos
  • Puentes de glúteos: 3 series de 15 repeticiones
  • Curl Femoral en Swiss Ball: 3 series de 12 repeticiones
  • Elevaciones de pantorrillas de pie: 3 series de 15 repeticiones

Este programa se puede realizar 1-2 veces por semana, con al menos un día de descanso entre cada sesión de entrenamiento.

Rutina de ejercicios para avanzados

Si tienes más experiencia y buscas un mayor desafío, puedes probar este programa de entrenamiento para avanzados:

  • Sentadillas con barra: 4 series de 8-10 repeticiones
  • Peso muerto rumano: 4 series de 8-10 repeticiones
  • Buenos días: 3 series de 10-12 repeticiones
  • Elevaciones de cadera con barra: 3 series de 12-15 repeticiones
  • Curl Femoral en máquina: 3 series de 12-15 repeticiones

Este programa puede ser realizado 1-2 veces por semana, y se debe asegurar suficiente tiempo para la recuperación entre sesiones de entrenamiento. Cada ejercicio debe ser realizado con un peso que sea desafiante pero que permita mantener una técnica correcta.

FAQ: Ejercicios para femorales

Aquí tienes las respuestas a tus preguntas sobre los ejercicios para isquiotibiales:

¿Cuáles son los mejores ejercicios para los femorales?

Los mejores ejercicios para los femorales incluyen el Curl femoral acostado, Peso muerto rumano, Buenos días, Elevaciones de cadera con barra y Curl femoral en Swiss Ball. Estos ejercicios aíslan y fortalecen los femorales eficazmente.

¿Por qué es importante trabajar los femorales?

Los femorales juegan un papel fundamental en la estabilidad de la rodilla y la cadera, previenen lesiones y mejoran el rendimiento deportivo. Además, contribuyen a un físico equilibrado y estéticamente atractivo.

¿Con qué frecuencia debo hacer ejercicios de isquiotibiales?

Se recomienda entrenar los femorales de 1 a 2 veces por semana. Es importante permitir suficiente tiempo para la recuperación entre entrenamientos para maximizar el crecimiento y prevenir lesiones. Adapta el volumen de entrenamiento segun tu nivel fisico.

¿Cómo evitar lesiones al entrenar los femorales?

Para evitar lesiones, asegúrate de calentar adecuadamente antes de entrenar, mantén una ejecución correcta durante los ejercicios, no levantes más peso del que puedes manejar de manera segura, y permite un tiempo adecuado para la recuperación entre entrenamientos.

¿Qué otros músculos debo trabajar junto con los femorales?

Junto con los femorales, es importante entrenar los cuádriceps, los glúteos y los músculos del tronco para evitar desequilibrios musculares y mejorar la postura y el rendimiento general.

Related articles

About

Me llamo Julien Raby y soy uno de los socios de BoxLife. Aquí tienes mi historial en LinkedIn si quieres más información. He estado activo prácticamente toda mi vida y descubrí el Crossfit hace unos 7 años. Mi objetivo es ayudarte a mejorar tus actuaciones en Crossfit brindándote consejos sobre movimientos específicos, entrenamientos y equipo. ¿Tienes alguna pregunta? ¡Ponte en contacto conmigo!

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - $0.00
Share via
Copy link